Bakemarin da su opinión: La “Friendzone”.




ESTE POST FUE ESCRITO POR UNA MUJER Y REFLEJA ÚNICAMENTE SU OPINIÓN.

Este es un tema muy sonado en Internet, principalmente entre los jóvenes, probablemente por todo el rollo que es ser adolescente y que se quieren encontrar a la pareja del resto de su vida cuando aún no saben ni quiénes son, ni lo que quieren, ni lo que saben, ni lo que importa. Que es totalmente normal, pero puede causar problemas en tu vida. Si ya tienes 30 años o más y estás leyendo esto porque te sientes identificado con el problema, ve al último párrafo y lee el texto en negritas.
Ahora sí, lo que nos compete, lo que inicia todo, lo que nos hace caer en este agujero de la desgracia:





RAZONES PARA TERMINAR EN LA FRIENDZONE

#1: Eres feo. Y no digo feo de que un cuidado de la piel, un buen corte y acondicionamiento físico te lo quitan, digo feo de que hasta tu madre se pregunta cómo pudo parirte. Sinceramente, el físico no lo es todo, pero es lo primero que vemos de las personas y, para saltarte el físico completamente e irte directo a interesarte por la personalidad, se necesita tener un equilibrio entre tu fealdad y lo chévere que seas. Entre más feo, más chévere debes de ser.

#2: No tienes futuro. Piénsenlo así: La vida sigue, la gente crece, las cosas cambian, los sueños cambian, suceden muchas cosas, una quiere tener hijos, viajar por el mundo, comprarse sus cositas, etc. Cuando una mujer ve a un hombre que en serio no tiene ni la más mínima oportunidad de lograr algo en este mundo (y tiene el cerebro para darse cuenta), probablemente no buscará llegar a nada romántico, y mucho menos serio, con esa persona. Claro que hay excepciones cuando el susodicho es suficientemente apuesto y ella es suficientemente imbécil.

#3: No le agradas tanto. Puede hablar contigo, puede divertirse contigo, le gusta tratarte bien y tener algunas conversaciones profundas contigo; ella cuenta con tu apoyo y puedes estar seguro que estará ahí para apoyarte a ti también. Pero siempre se topa con esa parte de ti, ese momento a lo largo del día, que la hace tener ganas de ahorcarte, quemarte y tirarte al canal más podrido para que los peces más mutantes devoren tu cerebro lentamente. Preferiría no tener esos pensamiento de ti, quisiera poder quererte tal y como eres, porque eres una gran persona y una gran amigo, pero ese último click nunca se va a dar por el simple hecho de que no aguantaría pasar más tiempo contigo de lo que ya lo hace.

#4: Ella quiere a alguien más. Y este es uno muy importante, así como el más triste. Todo es perfecto entre ustedes dos, pueden hablar todo el día, pueden divertirse juntos sin problemas, pueden tener la más perfecta, genial y dulce relación que cualquier otro ser humano desearía tener. Sólo hay un ligero detalle: a ella ‘le gusta’ alguien más. Quizás no lo conozca tanto como a ti, y él sólo la conoce porque circulan los mismos rumbos. Pero el amor, o más bien, el enamoramiento es así. No lo controlan ni ella, ni tú, ni el ciego aquél, ni la amiga, ni los padres ni nada. Simplemente te tocó no estar ahí cuando Cupido decidió tirar el flechazo. Es triste, sí. Remediable, tal vez. Lo peor, no creo. 

#5: Ella sabe tus intenciones. Y me refiero a cuando tus intenciones no son inocentes. Así es, las mujeres sabemos cuando un hombre nos quiere de una forma deshonesta. Sobre todo porque la mayoría no son buenos escondiéndolo y, si no está enamorada ni es tan ingenua, probablemente sea imposible hacerlo. Si quieren conquistar a una buena mujer, traten de no mostrarse como lobos hambrientos y encuentren el equilibrio entre sus dos cabezas y su corazón. Un buen partido con buenas intenciones, tiene mejores oportunidades que un idiota que sólo quiere ‘eso’.

Si ninguno de los puntos anteriores es cierto y no es una maldita, probablemente sean ideas tuyas y en realidad si le gustas y estás ahí, lamentándote, porque nunca podrás amar ni ser amado, dejando pasar un oportunidad porque no tienes la confianza (y todos saben la frase que en realidad va ahí) para averiguar si pasa algo entre ustedes dos.


Para terminar, no, no les diré como salir porque es imposible… ok, no es imposible pero, sean sinceros consigo mismos, hagan un autoanálisis de varios días, una semana, un mes, la vida entera si gustan; ¿qué hacen perdiendo el tiempo con una mujer que nunca les va a hacer caso? Hay muchas damas ahí afuera, esperando por su príncipe azul. No todas son igual de bonitas, inteligente o agraciadas, algunas lo son más; y alguna te está buscando a ti. Tampoco tienes que alejarte de quien te tiene friendzoneado, con el tiempo verás que era la ilusión o calentura del momento. Y, en caso de ser la segunda, ve a un antro, búscate a alguien fácil y sé feliz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario