La mano pachona: ¿Quien esta arriba?

"La siguiente historia puede o no ser veridica, puede o no estar basada en experiencias personales y puede o no causar sensibilidad dependiendo de tu edad y otros factores nos reservamos todo eso para mantener el velo de misterio e interes, si, "la mano pachona" es un tributo a la mano peluda aquel viejo programa de radio Mexicano."


En cualquier ciudad del mundo las historias de casas embrujadas son muy populares a la par que temidas, los grandes castillos y mansiones con grandes corredores obscuros y sótanos secretos se meten en la mente de la gente, pero en lo personal creo que algo igualmente aterrador es una casa común con algún espectro, una casa como cualquiera, la tuya, la mía, y en este caso en particular, la de mi abuela.

Fue  hace 8 años más o menos, cuando era niño solía visitar mucho la casa de mi abuela y solía quedarme a dormir con mis primos en la habitación de huéspedes, lo que voy a contar a continuación no es ninguna clase de prueba ni nada así, probablemente fuera mi imaginación sobregirada de niño.

Esta historia no sucede en un lugar concreto, son varios pequeños incidentes.

#1 Un día sábado por la tarde, estaba recargado en la pared cerca de la escalera de caracol de la sala viendo televisión cuando al mirar a la parte de arriba veo una persona, un niño con una camisa de franela color ladrillo y unos pantalones azules, no le preste demasiada atención pues tenía un primo de esa estatura y ese color de cabello. Curioso que justo un segundo después, ese mismo familiar paso por el pasillo frente a mí.

#2 Otro día por la noche estaba viendo televisión, mi hermano mayor había salido y estaba solo en una sala de más de 7 metros de largo de noche viendo la tv, me estaba quedando lentamente dormido siempre mirando una y otra vez a las escaleras que solo dejaban un abismo obscuro a mi visión, mi sensible visión de 10 años, cuando de pronto un gato de algún modo logro chocar contra la ventana que estaba detrás de mi, cuando me asome el gato estaba asustado y salió corriendo, cuando me di la vuelta el control de televisión salió girando hacia la escalera. Corrí a el cuarto de mi abuela y no regrese a saber que había pasado.

#3 Una tarde estaba aburrido y decidí pasear por el segundo piso de la casa para ver todo desde arriba, caminaba por la terraza, me sentaba en las sillas, me paraba de manos, como un niño común, pero entonces me di cuenta de un detalle curioso, las sillas –una con porta vasos y otra sin el- se había cambiado de lugar, de derecha a izquierda aunque estaban pegadas, después se separaron unos centímetros cuando no me daba cuenta, y cuando intente salir de ahí, la puerta estaba cerrada, la misma puerta por la que sentí que me había empujado dentro unos minutos antes.

#4 Alguna otra vez mientras miraba la televisión de noche, escuchaba una y otra vez pisadas de tacón, fuertes pisadas, cosa que no es de extrañarse pues mi tia vivía arriba, pero no solo eran los tacones, sino cadenas arrastrándose lentamente tras esos pasos.
Rondaban una y otra vez durante la noche, a veces se acercaban a la puerta para bajar las escaleras y se detenían un momento, durante varios días al año.

Lo más curioso y aterrador sobre estas historias, es que nunca se concreto nada, ninguna aparición frente a mi ni mucho menos mi muerte, pero eso es lo aterrador, el no saber si fue o no mi mente, y saben algo, mas de 10 años después, no quiero volver a averiguarlo, esa casa junto a una iglesia me hizo pasar los peores momentos  de mi niñes. Y nunca pude contestar la siguiente pregunta: ¿Quien esta arriba?

No hay comentarios :

Publicar un comentario