CMC #3: La caña de pescar



Hace poco salí a explorar y tuve al suerte de encontrarme con más ganado. Ahora tengo una buena ración de comida. Probablemente me dure una semana o una semana y media. Cada noche, me doy cuenta que el exterior se vuelve más peligroso. Las criaturas que me amenazaban antes ahora aparecen de a montones, por suerte la altura de mi vivienda me permite observar los alrededores tranquilamente sin miedo a que me detecten. 
 

El fuego, un refugio y la comida ya no son un gran problema, por el momento. He pensado en construir un invernadero detrás de mi casa, para poder acceder a él a través de escaleras, en cualquier momento del día; aunque antes debo deshacerme de los árboles y malezas que invaden el terreno. Cada día salgo a trabajar y apenas comienza a oscurecer escalo de nuevo mi árbol. 

Para pasar con más comodidad mis noches en vela, he construido una plataforma debajo de las grandes habitaciones. Algo rudimentaria pero funcional, puedo observar el paisaje nocturno y esperar con seguridad el alba. 

El segundo día que salí a limpiar mi “patio trasero”, encontré algunas arañas del tamaño de un perro. Aunque no son el mejor alimento, gracias a ellas encontré hilo. Cuando tenía mis manos entre la delicada fibra, no pude contener mi emoción. Aproveché lo que quedaba del día para seguir despejando el área, contando cada segundo antes de que anocheciera para poder conseguir la última herramienta que facilitaría mi estadía en esta inhóspita selva. 

El atardecer no tuvo que rogarme mucho y, a penas me di cuenta que las sombras se hacían más largas, corrí de vuelta a mi árbol. Escalé si pensar en otra cosa que no fuera el hilo que llevaba en mi bolsa. Me acerqué a mi mesa de trabajo, tan pequeña y simple como siempre, pero suficiente para mí. Un poco de madera y el hilo que conseguí me permitieron crear la herramienta que convertiría mi vida en la mejor aventura de la que jamás haya oído.

Una caña de pescar.

Ahora sólo necesitaba ir al otro lado del agujero delante de mi casa para conseguir comida. El tramo que estaba limpiando también me servirá para hacer un camino hacia el río. Tengo suficiente carne para algunos días, con suerte para entonces habré terminado el camino.

Ahora… si tan sólo pudiera encontrar ovejas para hacer una cama… Me dan ganas de morir para spawnear en un lugar nuevo...

Considerando el suicidio
Vista privilegiada desdemi plataforma.

No hay comentarios :

Publicar un comentario