Silent Hill: The Bus #10: La puerta "A"


Fuente


Apresurado gire la perilla de la puerta “A” justo al abrirla un flash de luz me cegó mientras sentía que la niña apretaba fuertemente mi mano.

De pronto estaba solo en un cuarto de metal, con nada más que una puerta con una reja, una pequeña reja que miraba a un abismo de obscuridad. Al mirar por ella pude ver a la niña, siendo golpeada por un hombre monstruo con un casco de buzo de esos antiguos. La golpeaba a puños, con cadenas y con una pipa de metal, ella solo estaba callada como aceptando su horrible destino, quería gritar, pero tenía miedo de que vinieran por mí.


Entonces sucedió, el se quiso propasar con una niña, si algo nunca he soportado es un hombre abusando de una mujer, menos de una niña, tome una pipa oxidada del suelo y se la lance por las rejas mientras le gritaba “¡Ven por mi cobarde!” estaba terriblemente asustado, pero funciono, el dejo a la niña y camino lentamente hacia mí, el pesado sonido de sus botas se hizo más leve y sin poder hacer nada me desmaye.

Desperté en una vieja llena de baches junto a la niña, todos estábamos bien, ella no tenía heridas y aun tenía su lobo de peluche, yo estaba ileso y lo único que tenia a la vista era un letrero que decía “Parque sur de silent hill a 2 kilometros” supuse que tenía que ir ahí, o podía rondar por la niebla y ser arrollado o caer en el peñasco, tome a la niña en mi espalda y camine por la acera.

En el camino encontré una Cinta métrica y cerca del letrero había Analgésicos, al llegar ahí, en  un cajón del cuarto de control de estacionamiento había un Phaser, una de estas pistolas eléctricas.
Tan pronto como llegue al parque, que no era de diversiones, más bien un parque público con áreas de juego y muchos matorrales, incluso tenía un laberinto de hojas, muy extraño para un lugar así. La niña despertó, bajo de mi espalda y tomo mi mano. Al centro del parque había un pájaro de metal que apuntaba al norte, el este y el sur faltaban, dejando un inquietante NO tallado en piedra.
Teníamos 4 opciones:

  1.  Regresar por el sur. Donde habíamos dejado atrás los autos sin revisar, pues no se ve nada por la niebla y un cuarto que parece de servicio cerrado con un candado de clave para bicicleta.
  2.   Ir al norte. Lo que nos llevaba al laberinto de arbustos, donde podía perderme sin una forma de salir para toda la vida. 
  3.  Al oeste: el área de juegos algo oxidada y la cafetería cerrada con puertas de lamina, esta área está bien iluminada.
  4.    Al Este. Un camino de bicicleta se extendía hasta donde daba la vista, después la niebla cubría todo.


Me senté en una banca junto con la niña y decidí pensar mi próxima opción con cuidado, la última vez que decidí cosas muy malas “pasaron.

Como pueden ver, decidan con cuidado o cosas malas le pueden pasar a nuestro protagonista de tomar las decisiones en el orden equivocado, esta sera una historia interactiva desde ahora, espero su participacion con gusto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario